La salud y la prevención son las máximas de nuestra clínica, por ello hemos adaptado nuestras instalaciones para garantizar la protección de la salud de nuestros pacientes y trabajadores, reforzando los protocolos de  desinfección y esterilización en todas las áreas. 

Previa a la visita de los pacientes a la clínica, se establece un cuestionario de salud donde se detecta cualquier síntoma de Covid. En caso de presentar algún síntoma, se pospone su visita a la clínica.

El paciente también recibe una serie de recomendaciones antes de acudir a su visita a la clínica, entre las que se encuentran:

  • Acudir a la clínica sólo, sin acompañante, a excepción de pacientes menores de edad o personas con necesidad de ayuda, en cuyo caso se aceptará a un único acompañante.
  • Llegar a la hora pactada (no mucho antes para evitar esperas innecesarias).
  • Si es posible, acudir con mascarilla. En caso de no disponer de ella, se facilita una en la clínica.

También se han tomado una serie de medidas generales:

  • Las instalaciones se nebulizan a diario con productos desinfectantes efectivos frente al Covid.
  • Nuestra instalación de climatización renueva continuamente el aire con el exterior, pero además se han instalado lámparas de UV C en los conductos que desinfectan el aire. 
  • Se limpian y desinfectan constantemente todas las superficies de la clínica en contacto con el paciente, tanto en el área clínica como en la sala de espera.

En la sala de espera y recepción

  • Se ha instalado una alfombra higienizante para la desinfección del calzado a la entrada de la clínica y una mampara de protección.
  • Los sillones de la sala de espera se desinfectan tras cada uso.
  • Se gestionan las citas para evitar esperas innecesarias o  la coincidencia de varios pacientes en la sala de espera.
  • Se han retirado las revistas y libros de la sala de espera y todos aquellos objetos que pudieran ser manejados por varias personas. 

En el gabinete, además de todas las medidas de esterilización y desinfección que habitualmente ya han de cumplir los centros sanitarios:

  • Tanto el doctor como el auxiliar te reciben con los equipos de protección adecuados necesarios según el procedimiento que se vaya a realizar.
  • Se estandariza el uso de mascarillas FFP2, pantalla de protección facial, bata impermeable, gorro y gafas de protección. 

Trabajamos en un espacio diáfano con estancias muy amplias. Desde la sala de espera hasta los boxes, todo está pensado para garantizar el máximo nivel de higiene y seguridad. Aquí la proliferación de virus y bacterias es casi imposible.

Esto nos pareció importante desde el principio, cuando planteamos cómo iba a ser nuestra clínica ¡Y quién nos iba a decir unos meses después sería más necesario que nunca!